viernes, 24 de mayo de 2019


LA OSTIA DE LA ASTRAL

Resistencia era un espíritu en el eco de una radio
La Pirenaica levantaba la voz de los vencidos,
se suicidan las violetas en la tumba de Grimau
cada cual con su esvástica filosofía
cada quién, soledad y destino, amargo rito
yo, sentado en el abismo con Bob Dylan y Platón.
Por fin llegó, ambigua, senil, indultando al asesino y al traidor
disparaban las guitarras fusileras, libertad, independencia
éramos jóvenes idealistas, liberando la memoria encadenada
como un tornado, Jimi, Kerouac, el Ajoblanco, la maría
conciertos de Labordeta donde giraban extrañas trompetas
gafas de Lennon, faldas de flores, el libro rojo, el capital.
Somos la quinta del porro, la que amortajó el gran sueño
hijos de los dioses destronados, ascetas del olvido
zombis drogados explorando el ateísmo del amor
danza macabra, o algo peor
extraños en el infinito, firmando la historia de los hechiceros
yo, buscando sombras en la prehistoria poética del mal dolor.
Cambiamos de siglo, cambiamos para no cambiar
juramos ser honrados, hacienda, el auto de segunda mano
la puta nevera plagiando a un cowboy degenerado
las birras, los colegas, la paella dominical
ofertas al país de las momias o al caribe sensual
vídeos, fotografías, teléfonos, el portátil, la daga soledad.
Jodidos y desangrados reunimos las cenizas en un póster del Che
proletarios barrigones, deshojando mutantes margaritas
pendientes en las orejas, tatuados y cuatro pelos en la coleta
coleccionando la angustia en el templo de la noche,
sucia mochila, preparando el viaje al más allá 
sentados como budas, esperamos:" la ostia de la astral".
La vida pasa demasiado deprisa para silenciar tanta mentira
sabemos lo que sucedió, la ruleta rusa, el conjuro inquisidor
mágicas atalayas del pensamiento, libertad de la conciencia
símbolos escritos en la razón ancestral del corazón,
viejos sin destino caminamos con la soga de los recuerdos
y en el horizonte se balancean los sueños del perdedor.






jueves, 4 de abril de 2019


VAGABUNDOS DE LA ETERNIDAD

Las estrellas del infinito, guardan un secreto
continúa la vida por la tinieblas del pensamiento
escriben los bohemios con sangre de tierra,
poesía anarquista, emboscando el dolor y la tristeza
laberinto del Tubo, sensuales banderas.
Por la calle Libertad, caminan las sombras viejas
los recuerdos con sus ritos de conciencia
aromas de gula, romántico y etílico eructo,
gitanos lorquianos  afilan las navajas en el vino de los sueños
taberna doña Casta, con breves líneas libertarias.
Una muchacha sirve un vaso de vino al dios sin destino
bebe proletario, néctar libre de la historia sin final
Francisco la mira,  dispara un beso de fuego
años locos, bailan las balas leyendas de sal
eco vagabundo, violenta lucha eternal.
La dictadura Primo de Rivera clausura La Libertaria
despreciando el riesgo, emigra a La Habana
alquimistas tabernas recitando poemas de Martí
la mafia americana: OK, doña Casta, 
detrás de lo visible, la oscuridad enamorada.
Los tres errantes arriban en la isla mulata
liberto, mendigo y poeta, el Caballero de París
me susurra: vi a doña Casta con un español
bebían mojitos a la brisa fresca del Malecón
y en la playa de Marianao, bailando rumba y son.
Libertad camina por la senda perdida
revolución es un espíritu demasiado remoto
vino rojo, croquetas, inteligente misterio
Doña Casta y Doña Casta y Tal
patria o muerte, excitando el libre paladar.









sábado, 2 de febrero de 2019



EL COLLAR DE JADE

El día se transforma en noche
las sombras tiritan de frío,
gira en la muñeca, locura universal
camina el rebaño a la utopía quebrada,
encadenados al collar de la gran-diosa mentira.
Ayer, los pueblos del mundo tenían un presidente
romántico milagro en la conciencia de los pobres
dialogó con el destino, liberando los fantasmas
energía vibrante, revolucionando el pensamiento,
y no es poesía guerrera, es amar la libertad.
Adiestrados en el creer y no pensar,
atados al control de la prisa
descubres la verdad cuando encuentras respuestas,
murmullo controlado por los sicarios voceros
arrebatando a la gente, sementera dignidad.
Vivimos manipulados en la ciencia del triángulo
extraños seres manipulan un manuscrito sin tiempo,
holograma cuántico en el teatro de Satán
subterránea visión , la razón se confunde,
el hechicero loco me guía a la desoladas tinieblas.
Veo asesinos disfrazados de diluvios
siniestras flores, escriben versos a la muerte,
desarmado en mi lunático conjuro
recojo la sangre de mi viejo corazón
 y me voy al destierro, con mis recuerdos de jade.




sábado, 5 de enero de 2019



BORAU

Una sensación, un grito visceral
 conciencia destilando un lejano pensamiento
células buscando códigos de energía,
los sueños juzgando a los recuerdos
las miradas, buscando respuestas,
manos acariciando las huellas del silencio
dos voces compartiendo un mantra mágico
tierra húmeda,  camino de las estrellas.
Borau, bosque de mi eterna primavera
misterio antiguo, mi infinita soledad
una raíz, un tallo, un fruto, perfume etéreo
tatuaje ancestral en la tumba del mundo
un vacío que me atrapa en mi destino,
una pesadilla, la vida y sus silencios
mi alma de puño, mi nombre de nieve
eterno viaje, liberando los códigos de la sangre.
En la existencia del todo, hay un templo de soledad
una lágrima fósil, una puerta oxidada de misterios
un mundo por descubrir, frontera de la inmensidad
sinuoso sendero, enigma de los "agotes"
nada sé de mi pasado, estela en las sombras de la piedra
visión, dando calor al hielo de mis huesos
una mano me guía por las regiones de la niebla
un sueño, buscando las montañas de la luz.

jueves, 27 de diciembre de 2018



EL TIMÓN ROTO

El timón de ti-mar, civilización a la deriva
lucha perpetua en los espacios infinitos
vivir deprisa, diluvio lento
redacta la ley, prosaica locura
nada que decir, cómplices de la gran estupidez
energía negra, destruyendo la esencia de la vida.
La oscuridad, seduce al quebrado silencio
ritual salvaje, dialogando nosotros, sin nosotros
filosofía de Pilatos, curvando el extraño relato
la poesía está muerta en la tumba del ego
no digo nada, ni intento pasar la raya
picos de cuervos intentan cruzar, anillos de electrones.
La gran voz, no es un eco lejano
una espiral  viajando con las máscaras del tiempo
furiosas balas escritas sin palabras,
estáticos recuerdos en el álbum del infierno
guerrillero ensangrentado, regando la utopía
luminosa, durmiente, prohibido aroma de la simple flor.  


viernes, 14 de diciembre de 2018



EL MITO DE LA DIOSA

Las diosas, flujo interminable de la vida
la Luna, paloma blanca, las golondrinas
misteriosos símbolos, en el barro, en la piedra
luminosa tormenta, camino de las estrellas
rituales prohibidos, ley de las sombras.
Desobediencia al más allá, su estela sagrada
fósil imagen conspirando la memoria
ancestral viaje al mito de las máscaras
alquimista relámpago, sueño infinito,
rostro de luna menguante, cuerpo de diosa.
Sima de los huesos, secreta realidad
sangre de manzana, cianuro, apocalipsis
sagrario de sueños, sirena del alba
el bien, el mal, tumba de las conciencias
razón y verdad, amar la profunda existencia.
Diosas y dioses, respiran nuestro aliento
sentimientos tatuados, vertebras del deseo
vivimos como extraños, abrazo mutante
perdidos en el laberinto del espacio cósmico,
buscamos libertad en el texto del vacío.




BUSCANDO TESOROS

Cargado de símbolos, mi cerebro profundo
solitaria multitud vaga por el dantesco paraíso
tensión violenta, mi ser primitivo
equilibran la razón y la experiencia.
Buscando tesoros en el corazón de la tierra
tenebrosa luz donde vuelan los adeos del infinito
abrazando la profundidad del desgarro consciente
dame más, inteligente y macabro destino.
Regreso con el corazón caliente de un jaguar
maté a una boa, liberando la eternidad,
a un maldito, le robé la orgía de  libertad
sangrando de dudas, mi prohibida ciudad.
Violencia es un ser extraño al orden natural
monjes locos, marcan un ritmo salvaje 
desgarrando las mentiras escritas en el cerebro
danza alucinante en la lineas de Nazca.
Entre mapas atlantes, piedras de Ica 
una foto de Neil Armstrong y el alcalde de Guayaquil
un pagaré nazi firmado por Prescott Bush
y dios disfrazado de diablo, me invita a pensar.