miércoles, 25 de abril de 2018



CAMINO A SANTIAGO

En un templo budista, decidí conocer Santiago
cargué la mochila, Delibes y Kerouac
agnosticamente, busqué la mística radical
camino, paso, huella, sudor universal
la verdad no existe, inútil sacrificio
un cruce de caminos, perdí la dirección.
Ami, me dice un francés que no habla español
un brasilero, me abraza, me cuenta su tragedia
ojos de ángel, tomé ayahuasca contigo en el Perú
una gata italiana, me cuenta su infierno de pasión
un místico americano, roncando al cielo tronador
a un pájaro sediento, le di mi agua y mi amor.
Perdí mi arco, encontré la flecha amarilla
aventura, fantasía  de la ciudad desnuda
cantan las aves, sueños de nadie
la naturaleza y su fantástica promesa
camino es silencio, escucho, eco sin destino
tómalo o déjalo, el mundo está sin razón.
Vagamundos del camino, sow de los refugios
los buscones, las diosas con perfume a vinagre
soñadores utópicos, los alacranes
millonarios, visa negra y cinco estrellas
los pecadores, pacharán y aguardiente
fin de la tierra, volver a empezar.




lunes, 9 de abril de 2018



QUIMERAS DE POETAS

Los poetas no quieren conocerse
escriben para todo el mundo,
misteriosas voces que nadie comprende 
leyendas desconocidas aullando en la conciencia
energía mágica del pasado y el presente.
Los poetas no quieren conocerse
universo humano de origen esotérico,
pintaron los grises moribundos
alucinaciones de un viaje ancestral
combatir, explicando la inmensidad.
Los poetas no quieren conocerse
callamos insidias por cobrar lo pactado
plagiamos deseos, musas y unicornios
grita el eco, de vez en cuando
mercenarias sombras, mundo helado.
Los poetas no quieren conocerse
demasiadas palabras, explicando lo mismo
respiro la intimidad de mi claustro
aromas prohibidos del paraíso perdido
somos mutantes, buscamos otra explicación.

domingo, 8 de abril de 2018



NO ES LO MISMO

No es lo mismo, ser guerrillero que cantar libertad
opinar, denunciar, escribir, morir, resucitar
observamos tras el cristal, trágica verdad
comemos tormentos, la suciedad del alma
torrentes de sangre recorren las venas de la tierra,
seres famélicos tienen hambre de vida
guerras crueles, ¿alguien sabe porqué empiezan? 
Mundo occidental, filosofía de la anormalidad
todo se ve, todo se sabe, todo queremos poseer
no importa si los espectros juzgan la verdad
si la sabiduría es un movimiento verdugo, gramatical
absurdo, abstracto, dios existe, alucinación mental
mentirosa democracia con sonrisa militar.
La vida es un verso que nadie quiere firmar
filosóficas conversaciones en la cantina de Baco
desconocemos lo explicable, hablamos
traición con las manos, veneno en los labios
comprar y vender sueños de amor,
ley salvaje o equivocado concepto.

viernes, 16 de marzo de 2018

ENDEUDADOS

Algunos piensan que sucede algo 
reinventemos los míticos milagros
loterías, quinielas, viajes al presente y al pasado
fe, esperanza, caridad
mutaciones inteligentes al espacio celular
archivos de los sueños, vigilan la razón.
No son coincidencias  de opinión siniestra
baja el IBEX, manos arriba, soy el capital
los yuppies se suicidan afilando su American estrés
endeudados, consumir, encadenados
los pobres pensaron, tal vez se equivocaron.
La tristeza de vivir, su aroma indeciso
una pelota de fútbol, gol, grita la gente en el mundo
no entiendo, como cambió el futuro
maldita existencia, esculpiendo las sombras
recuerdo errante, lágrimas en la flor del silencio.

miércoles, 28 de febrero de 2018



AROMAS DE POESÍA

Acomodado en el rincón del olvido
desnudé al diablo su virtud esencial 
libros sin palabras, danza de taberna
aromas inhumanos, incitaron mi atención.
Profeta salvaje, vagabundo del aire
desprecio social, descarnada sonrisa
destilando tumba, alambique sin corazón
desesperado vómito, amarga comunicación.
Todos huían del mito brillante
poético sacrificio, lujo y putrefacción
conflicto de las bestias, evocando una balada
flor de las tinieblas, mi tatuaje seductor.
Hablaba un tal Villena, una voz bella
escribir poesía, cicatriz de la apatía
prohibido volver a las olvidadas barricadas
oscuro camino, odio a la sabiduría.
Conocí a Vilas, ahora lo conozco mejor,
viajé en tu seiscientos acelerando hacia el infierno
castrado por monseñor, mi lógica conspiración
simbolismo y sortilegio, subversiva creación.



PARA PENSAR


Para pensar, semillas cruzaron el ancho mar
redonda es la tierra, ¿quién fijó  con clavos la gravedad?
alguien amó demasiado para inventar ésta verdad
encendió las velas, tornado fantasmal
ritos de muerte alimentaron la inmortalidad
nunca despertaremos al sueño real.
Tambores de cráneos, eco del más allá 
oraciones sin deseos, ni promesas
imaginación desnuda de bestia artificial
trazó la ruta del hombre, crear identidad
negando las transfusiones del laberinto
abriendo el candado a la utopía del volcán.
La humanidad es esencia de gusanos,
lobos y buitres buscan carne de mundo
células salvajes construyen pueblos sin aire
leyes de odio, horizontes de tristeza
vagamos perdidos en la oscura inmensidad
sonrie la esfinge, extraña crueldad.
Necesitamos saber la primera verdad
el silencio de los siglos, su memoria
latidos arkásticos en el huracán de la vida,
no es posible tanta hipocresia
usurparon la ética y la moral, por la codicia
imaginan amor, cuando sangran los pueblos de dolor.

sábado, 24 de febrero de 2018



EL POETA DE KEY WEST
  
                                    A Mariano Vasconcuelos

Mariano es un poeta salvaje
embarcó en el Mariel en busca de libertad
ojos de volcánico cielo, el amanecer se hundió en el mar
su equipaje, el grito de un pueblo y nada más.
Mariano es un salvaje poeta
cada día es una respiración a su violenta soledad
nadie te espera, se suicidó tu sirena
despertó, entre odas, libertad de sal.
Mariano es un poeta salvaje
vagabundo en los manglares de Key West
buscando poesía en el límite del abismo
experiencia de héroe, tinta de odio coagulado
falsificando el crepúsculo y su conciencia.
Mariano es un salvaje poeta,
en Arte Insomne, recitó poesía de su pueblo interior
cuidad grande donde habita un violento dios
perdido en el laberinto de los sin destino,
los puños cerrados, quimera del soñador
sus palabras son bellas, su eco, un balazo sin corazón.